La alimentación del caballo en competición: I Nutrientes requeridos para el ejercicio.

La alimentación del caballo en competición: I Nutrientes requeridos para el ejercicio.

I. Nutrientes requeridos para el ejercicio.

Dr. Estrella I. Agüera Buendía

Profesora Titular

Dr. Francisco Castejon Montijano

Catedratico

Facultad de Veterinaria de Córdoba.

                El ejercicio físico en cualquiera de sus formas se realiza gracias a la conversion de la energia quimica de los alimentos en energia mecanica para el movimiento. Por lo tanto, las necesidades nutricionales del atleta equino son simplemente la energía requerida para facilitar el movimiento en sus diferentes intensidades y duracion, además de otros nutrientes requeridos para soportar la transformación bioquímica de energía en trabajo fisiológico (contracción muscular) y el mantenimiento del organismo.

1.- Energía

                Dependiendo del tipo de ejercicio que se realice, la energía diaria de mantenimiento, debe ser incrementada de la siguiente forma:

trabajo ligero (25%): equitación de placer

trabajo medio (50%): salto, carrera, enganche.

trabajo intenso (100%): entrenamiento de carreras, polo, raid.

                Estas recomendaciones generales no son suficientemente específicas para todos los caballos. Un método para determinar el coste energético del ejercicio es medir la cantidad de oxígeno consumido y el dióxido de carbono producido durante el ejercicio. Esta medida se realiza mediante la utilisacion de una mascara respiratoria en una prueba de ejercicio en cinta rodante. Otra opción sería relacionar la energía gastada a otra medida de intensidad de ejercicio como la produccion de lactato por el musculo, o el registro de la frecuencia cardiaca.. En situaciones de campo, la frecuencia cardíaca puede ser usada para estimar la intensidad de un trabajo dado como porcentaje de VO2max. Un ejercicio de alta intensidad es energéticamente más costoso(por minuto) que el de baja intensidad. Sin embargo, la mayoría de los caballos serían capaces de realizar un ejercicio de alta intensidad (> 100% VOmax) por periodos relativamente cortos de tiempo (<5 minutos), mientras que ejercicios de baja o moderada intensidad pueden sostenerse durante varias horas. Así, cuando se determina el coste total del ejercicio hay que considerar también la duración del ejercicio.

Se ha demostrado que el peso y la condición corporal para un ejercicio atlético son importantes. Pequeños cambios en la grasa corporal puede afectar al rendimiento de ciertos caballos atletas. Tan malo es llevar un esceso de grasa corporal, como una deficiencia. Un esceso de grasa corporal en un caballo hace que este trasporte un peso corporal adicional ademas de dificultar los procesos de termoregulacion, tan importantes cuando se realiza un ejercicio de larga duracion. Una deficiencia de depositos grasos , favorece una mayor depleccion de los depositos de glucogeno hepatico y muscular con una mayor produccion de acido lactico.

                La grasa no es el único componente importante en el rendimiento atlético. La capacidad aeróbica (expresada como consumo máximo de oxígeno en L/min.) y la fuerza total tambien estan estrechamente relacionados con los depositos de glucogeno hepatico y muscular. El glucogeno es una fuente de obtencion de energia mas rapida que las grasa, y ademas puede utilizarse tanto en un metabolismo aerobio como anaerobio, por lo que es esencial en ejercicios que requieran fuerza o velocidad.

                El % de utilisacion de lipidos o glucidos en un ejercicio viene condicionado por la duracion y la velocidad del ejercicio. En los ejercicios de larga duracion donde no se alcanzan velocidades elevadas, hay una mayor utilizacion de lipidos que de glucidos. Por el contrario, en los ejercicios que se realizan a velocidades elevadas y cuya duracion es limitada corresponde una mayor utilisacion de los glucidos.

2.- Proteínas

                Durante el ejercicio del caballo los combustibles más importantes son los glucidos y los lipidos, aunque parece que bajo ciertas circunstancias las proteínas contribuyen entre el 5 y 15% de la energía total usada.

                La mayoría de los aminoácidos en el cuerpo están contenidos en proteínas estructurales y por lo tanto no se encuentran rápidamente disponibles para la producción de energía. Si embargo, hay algunos aminoácidos libres en el plasma y algunas proteínas en hígado que pueden proveer de aminoácidos para la producción de energía. Además, el ejercicio puede hacer aminoácidos disponibles alterando las proteínas tanto para incrementar su degradación como para disminuir su síntesis. Dietas con niveles excesivos de proteínas pueden ser perjudiciales para el rendimiento del caballo, ya que en el catabolismo proteico hay una alta producion de amoniaco que debe ser eliminado en forma de urea, con lo que se estimula la produccion y consiguiente eliminacion de orina, con perdida de liquidos corporales que conllevaria a un estado de deshidratacion.

                La practica de alimentar a los caballos de competicion con una dieta rica en proteinas provoca perdida del rendimiento durante un ejercicio aerobio. En caballos adultos, el % de proteinas en la dieta no debe sobrepasar el 12%.

3.- Calcio y fósforo

                El calcio y el fósforo son tan importantes en el rendimiento del caballo como la integridad de su esqueleto. Aunque los requerimientos de calcio y fósforo no se afectan mucho por el ejercicio, hay que prestarles atención en la dieta de animales en ejercicio. La relacion calcio/fosforo adecuada en una dieta debe de ser de 2/1. Dietas que contienen niveles inadecuados de estos nutrientes pueden provocar una alteración en la fisiología del hueso (desmineralización). En casos prácticos de alimentación pueden ocurrir situaciones de deficiencia, exceso y desequilibrio en la relación calcio/fósforo. Muchos propietarios y entrenadores no son informados de la importancia de esta relación y la combinación de ciertos alimentos comunes puede llevar a una nutrición inadecuada de calcio y fósforo. Por ejemplo, la relación calcio/fósforo de dietas que contienen gran cantidad de heno de leguminosas puede ser 3/1. En animales jóvenes se recomienda que el calcio no debe sobrepasar del 25 al 50% de las necesidades.

4.- Electrolitos

Los electrolitos juegan un papel importante en la termorregulación, equilibrio de líquidos y equilibrio ácido-base. La mayoría de las pérdidas de electrolitos ocurre a través de la orina, heces, y durante el ejercicio, por el sudor. Durante el ejercicio se pierden electrolitos que mas tarde hay que reponer. Después de un día de ejercicio hay que reponer 125 g Na+, 75 g K+ y 175 g Cl-. Un fallo al reponer los electrolitos perdidos puede tener efectos perjudiciales en el atleta equino, como por ejemplo, perdida de sudoracion, arritmias cardiacas, alteraciones en la funcion renal, etc.

5.- Restos de minerales

En el caballo en ejercicio, hay que destacar aquellos restos de minerales que están asociados con la formación de glóbulos rojos o metabolismo, tales como: hierro, cobre, zinc y selenio.

6.- Vitaminas

                La alimentación de los caballos es una buena fuente de vitaminas. Además algunas vitaminas son sintetizadas y absorbidas en el intestino grueso.

Los granos de cereal es una ruta pobre en vitamina A, pero si los caballos que realizan ejercicio reciben forraje de buena calidad, entonces tomarán la cantidad adecuada de vitamina A.

La vitamina E favorece la eliminación de los radicales libres producidos durante los procesos de oxidación muscular. La mayoría de la alimentación equina (heno y granos de cereal) contendrán menos de 50 mg vitamina E/kg. materia seca, por lo tanto se le pueden añadir a la dieta suplementos de vitamina E.

La vitamina B se puede obtener desde la dieta o por síntesis microbiana en el intestino grueso. La vitamina Bjuega un papel destacado en la fisiología del glóbulo rojo y el metabolismo energético y por tanto llave para el caballo en ejercicio.

                La vitamina D interviene en la formación del hueso, por lo tanto es esencial en la prevención del raquitismo, la osteomalacia y la osteofibrosis. Su función es la estimulación de la síntesis proteica yy de calcio en el hueso. En los potros las necesidades son de 1000 a 2000 U.I. por dia.

                La vitamina K interviene en la coagulación de la sangre. Su síntesis en el aparato diegestivo es muy abundante, por lo que con el consumo de forrajes de buena calidad , no hay que temer carencias.

                La vitamina C posee una acción estimulante sobre el metabolismo muscular. La síntesis organica es suficiente para cumplir sus funciones en condiciones normales, no obstante, en animales que realizan un ejercicio violento se suelen recomendar dosis de 500 a 600mg por animal y dia

Posted by admin

leave a comment